top of page
  • Foto del escritorStanislas Wang-Genh

¡Adiós, Zhou Zhou!


Mis queridos amigos,


He recibido muchos mensajes algo preocupados por la valiente Zhou Zhou (mi moto). Ha llegado el momento de deshacerme de él. Créeme, ¡estoy muy triste por esto! Pero el viaje también nos enseña a no encariñarnos.

Se lo vendí a una persona muy simpática, una francesa que vive en Oaxaca y que pronto se irá con el Zhou Zhou por los caminos de los Andes.


Zanmai es un viaje Dharma, no un viaje en bicicleta.

Y a partir de ahora, esta peregrinación toma un nuevo rumbo. Voy a hacer autostop, autobús, tren para llegar más rápidamente a las diferentes ciudades a las que quiero ir en América Central y del Sur.


Efectivamente, pasaba demasiado tiempo solo en la carretera. Este no es el objetivo del proyecto, que es ir al encuentro de la gente y mostrarles la postura de zazen. Esto significa permanecer en las ciudades durante al menos un mes cada vez, mientras organizamos una conferencia y creamos un grupo de zazen, como hicimos con éxito en Oaxaca.

Por cierto, estoy pasando mis últimas horas aquí en Oaxaca, mi nueva ciudad corazón. Y esta mañana hemos hecho zazen juntos. Era muy bonito. Y por supuesto que volveré.


Aprovecho este anuncio para desearles un año lleno de alegría, amor y convivencia. Suyo en el Dharma.




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page